PUNTO DE QUIEBRE- LA TIERRA BAJO NUESTROS PIES

PUNTO DE QUIEBRE- LA TIERRA BAJO NUESTROS PIES reflexiona sobre el planeta como territorio común de todas las especies que lo habitamos y su sometimiento a los intereses particulares de dominación y apropiación de los seres humanos (no todos, claro está), cuestiona la necesidad de delimitación, división, alteración, intervención y construcción que tiene el hombre sobre éste afectando los ecosistemas y la calidad de vida del planeta; y hace un llamado a reconocerlo dentro de su fragilidad, invita a caminarlo con conciencia. 

Esta obra es una instalación sobre el suelo para ser interactuada, pisada, transitada. Las piezas que conforman la instalación (cubos de tierra) forman en sí mismas la obra y el tránsito de las personas sobre ella, la complementa, la completa, la resuelve conceptual y simbólicamente, ya que al caminar sobre ella reconoce su fragilidad y al ir quebrando los cubos la regresa a su estado original. Son cubos porque es la figura que representa el arquetipo de la construcción humana y es el opuesto de la forma esférica de La Tierra, son de aproximadamente un centímetro haciendo referencia a la idea humana de poder manipular La Tierra, de tenerla entre sus manos.