DIBUJO / DIAMOND DUST

El Corazón En Los Ojos

Comencé a dibujar imágenes de revistas de moda por mi fascinación hacia éstas, porque quería hacerlas mías y además, me interesaba cuestionar el valor de la imagen en nuestra contemporaneidad. En medio de la rigurosidad en la producción estética de una imagen de este tipo, pero bajo la intervención de la mano del artista, quería hacer un paralelo entre el grafito (carbón) y el diamante (carbón), para referirme al poder seductor pero a la vez banal que tienen en nuestra sociedad la moda, la imagen y la publicidad. Por esto la serie de todos estos dibujos se llama Diamond Dust.

Sin embargo en este proceso de dibujar, descubrí que más que un hacer, esta labor se iba convirtiendo algo espiritual, donde cada imagen que escogía y dibujaba se iba relacionando con mi cotidianidad, donde la acción del lápiz sobre el papel era una manera de tomarme el tiempo para pensar y consentir las cosas que me gustaban, por eso comencé también a dibujar a las personas que quería, para consentir sus ojos, sus sonrisas, su corazón.

¿Es arte el dibujo por ser hecho con grafito bajo la destreza de una mano humana? O ¿es más arte la imagen por sus cualidades deliciosamente estéticas?.

¿Era más importante el zapato de diseño o el dibujo que hacía Warhol de éste para la revista Vogue?.

Tanto el grafito, el dibujo, la publicidad y la moda pueden ser nada más que polvo y a su vez brillar como el diamante.

                                                                                                                                                          Referente Diamond Dust de Andy Warhol

La serie Diamond Dust nace como una necesidad de hacer mías las imágenes de las revistas de moda que tanto me seducen y de esta manera, mientras intento cuestionar dónde radica el valor de la imagen, le doy valor a la labor del artista que trabaja con sus manos.